Cati y la tormenta familiar


Cati estaba sentada en su escritorio, escribiendo una historia maravillosa. La lluvia golpeaba contra la ventana y el viento soplaba fuerte, pero ella estaba tan concentrada que ni siquiera lo notó.

De repente, escuchó un grito: "¡Cati! ¡Ven rápido!". Era Uma y David, sus dos hermanos pequeños. Cati salió corriendo de la habitación para ver qué había pasado. Cuando llegó al living, encontró a Uma y David escondidos debajo del sofá.

Habían estado jugando cuando la tormenta comenzó y se asustaron mucho. Cati los abrazó y les dijo que todo estaría bien. "Tranquilos chicos", dijo Cati con voz serena,"vamos a jugar un juego divertido mientras pasa la tormenta".

Los tres hermanos se pusieron a jugar al escondite por toda la casa. Se reían a carcajadas mientras se escondían detrás de las cortinas o debajo de las mesas.

Pero entonces algo inesperado ocurrió: una rama cayó sobre el techo de la casa haciendo un gran ruido. Los niños gritaron asustados. —"Chicos" , dijo Cati tranquilizándolos,"no hay nada que temer, estamos juntos y nos cuidaremos mutuamente".

Mientras esperaban que pasara la tormenta, Cati decidió contarles una historia inspiradora sobre cómo su abuela superó sus miedos más grandes gracias al amor y apoyo de su familia. "La abuela era muy valiente", comenzó Cati,"pero tuvo que enfrentarse a muchos desafíos en su vida".

Les contó cómo en su juventud, la abuela tenía miedo de hablar en público pero gracias al amor y apoyo de su familia, logró superarlo y terminó dando discursos inspiradores que ayudaron a muchas personas. Los niños escucharon atentamente mientras Cati les contaba la historia.

Y cuando terminó, se dieron cuenta de que ellos también podían superar sus miedos si trabajaban juntos como una familia. Finalmente, la tormenta pasó y el sol brilló de nuevo. Los tres hermanos salieron al patio para disfrutar del aire fresco y jugar juntos.

Uma y David se sentían más seguros con Cati a su lado. "Gracias por cuidarnos", dijo Uma sonriendo. Cati los miró con cariño,"siempre estaré aquí para ustedes, chicos". Los tres hermanos volvieron a casa sintiéndose más unidos que nunca antes.

La historia inspiradora de la abuela había dejado una huella profunda en ellos: siempre podrían superar cualquier desafío si trabajaban juntos como una familia.

Dirección del Cuentito copiada!