El Amor Prohibido de Escanor y María

Había una vez, en un mundo lleno de magia y misterio, dos seres muy especiales: Escanor, un demonio con un corazón noble y valiente; y María, una diosa llena de bondad y luz.

A pesar de que pertenecían a bandos opuestos en la Gran Santa Guerra, ellos se enamoraron perdidamente. Los padres de Escanor no podían aceptar que su hijo estuviera enamorado de una diosa, así que tomaron una decisión drástica.

2388315731

Una noche oscura, mientras los dos amantes se encontraban reunidos en secreto en el bosque encantado, los padres de Escanor aparecieron súbitamente. "¡Escanor! ¡Esto no puede ser! Debes olvidarte de esta diosa y regresar con nosotros al reino oscuro", gritó el padre del demonio con furia.

"Pero papá, yo la amo con todo mi corazón. María es el amor de mi vida", respondió Escanor con tristeza en sus ojos rojos como el fuego.

"¡Nunca permitiré que te quedes con ella! Es una traición a nuestra raza", sentenció la madre del joven demonio. María miraba la escena con lágrimas en sus ojos celestiales. Sabía que su amor por Escanor era puro y verdadero.

2388315731

Con valentía, se acercó a los padres del demonio y les dijo:"Por favor, entiendan que nuestro amor va más allá de nuestras diferencias. Juntos podemos demostrarle al mundo que el amor lo puede todo". Los padres de Escanor vacilaron ante las palabras sinceras de María.

Por primera vez en mucho tiempo, sintieron compasión por su hijo y por la diosa que había conquistado su corazón. Finalmente, después de una larga conversación llena de emociones encontradas, los padres del demonio decidieron darle una oportunidad al amor entre Escanor y María.

Comprendieron que la verdadera magia residía en el cariño sincero que se tenían estos dos seres tan diferentes pero a la vez tan complementarios.

2388315731

Y así fue como Escanor y María pudieron vivir juntos su historia de amor sin importar las barreras impuestas por sus orígenes. Demostraron al mundo entero que cuando dos corazones laten al unísono, nada ni nadie puede separarlos.

La Gran Santa Guerra llegó a su fin gracias al poder transformador del amor verdadero entre un demonio noble y una diosa bondadosa. Y desde entonces, su historia se convirtió en leyenda para las generaciones futuras sobre cómo el respeto mutuo y la empatía pueden vencer cualquier obstáculo en el camino hacia la felicidad eterna.

2388315731
Dirección del Cuentito copiada!