El arcoíris de esperanza


Había una vez una familia que esperaba con ansias la llegada de una hija. Sin embargo, habían sufrido la pérdida de su bebé recién nacida, lo que les había sumido en una profunda tristeza.

Los días pasaban lentamente, y cada vez que veían a una futura mamá con su flamante pancita, sentían un dolor en el corazón. "¿Cuándo llegará nuestra hija?", se preguntaban con nostalgia.

La espera era dolorosa, pero en el fondo de sus corazones, mantenían la fe en que un día el sol brillaría nuevamente en sus vidas. Pasaron meses, y finalmente, la noticia tan esperada llegó: una nueva vida estaba en camino. La familia se llenó de emoción, pero también de miedos y dudas.

El temor a que algo saliera mal los invadía, pero se aferraron a la esperanza y al amor que sentían por su futura hija.

Los días de espera se volvieron largos, pero la familia se mantuvo unida, dibujando planes y preparando todo para dar la bienvenida a su pequeña. La feliz llegada de la niña no fue menos que un arcoíris después de la tormenta. La habitación se llenó de colores, sonrisas y juegos.

La pequeña llenó de amor y esperanza cada rincón de la casa. A través de su inocencia y alegría, la niña sanó los corazones heridos de sus padres.

Finalmente, la familia entendió que el arcoíris siempre llega después de la lluvia, y que el amor y la esperanza son poderosos para superar cualquier adversidad.

Dirección del Cuentito copiada!