El bosque de la armonía


Érase una vez, en un hermoso bosque, vivían tres pájaros muy traviesos que siempre peleaban entre ellos. También había una tortuga muy sabia, dos conejos juguetones y un oso amoroso.

Los pájaros siempre se la pasaban discutiendo, picoteándose y no dejaban en paz a los demás animales. La tortuga, cansada de ver tanta pelea, decidió hablar con los pájaros.

"¿Por qué pelean tanto? El bosque es lo bastante grande para que todos podamos jugar y divertirnos juntos", les dijo la tortuga con tristeza en sus ojos. Los pájaros, avergonzados, se disculparon y decidieron hacer las paces. A partir de ese día, todos los animales del bosque empezaron a jugar juntos, compartiendo sus juegos y alegrías.

Los pájaros aprendieron a volar bajito para no dar miedo a los conejos, el oso les enseñó a pescar y la tortuga les contaba historias sobre sus largas travesías.

El bosque se llenó de risas y alegría, y los animales cuidaban los unos de los otros. La moraleja de esta historia es que, aunque a veces podamos pelear o discutir, siempre es mejor poder jugar y convivir en armonía, compartiendo la alegría con los demás.

Dirección del Cuentito copiada!