El Bosque Encantado de Susana


Había una vez una niña pelirroja llamada Susana, que siempre soñaba con un bosque encantado donde vivían dragones. Cada noche, antes de dormir, cerraba los ojos y se imaginaba explorando ese mágico lugar, rodeada de criaturas místicas y aventuras emocionantes.

Susana anhelaba tanto conocer a un verdadero dragón que decidió emprender un viaje hacia el bosque encantado. Con valentía y determinación, se adentró en el bosque, enfrentando desafíos y encontrando aliados inesperados.

Finalmente, llegó al corazón del bosque y se encontró cara a cara con un majestuoso dragón de color escarlata. -¡Hola, pequeña aventurera! -saludó el dragón con una sonrisa amigable. -¡Wow, un dragón de verdad! -exclamó Susana, asombrada.

El dragón le contó historias fascinantes y le mostró los secretos del bosque encantado. Susana aprendió sobre la importancia de cuidar la naturaleza y respetar a todas las criaturas que la habitan. Finalmente, regresó a su hogar con el corazón lleno de asombro y sabiduría.

A partir de entonces, compartió sus experiencias con otros niños, inspirándolos a explorar la imaginación y a cuidar el mundo que los rodea. El bosque encantado se convirtió en un recuerdo precioso, pero Susana sabía que la magia y la aventura siempre vivirían en su corazón.

Dirección del Cuentito copiada!