El camino de regreso a casa


Había una vez una mariposa morada llamada Violeta que vivía en un hermoso jardín lleno de flores y plantas.

Un día, mientras volaba felizmente por el jardín, una ráfaga de viento la llevó lejos de su hogar y se perdió en un lugar desconocido. Violeta estaba muy asustada porque no sabía cómo regresar a casa. Decidió buscar ayuda y fue entonces cuando conoció a una mosca llamada Martina.

Martina era muy amigable y le ofreció ayudarla a encontrar el camino de vuelta a casa. Las dos amigas comenzaron su aventura para regresar al jardín donde Violeta vivía. Sin embargo, durante su viaje se encontraron con muchos obstáculos que les dificultaban el camino.

Un día, mientras estaban buscando comida, un perro hambriento apareció detrás de ellas tratando de atraparlas. Violeta y Martina corrieron lo más rápido que pudieron pero el perro las seguía sin descanso.

Finalmente lograron escapar del peligroso animal gracias a la rápida velocidad de Violeta. Después del susto del encuentro con el perro, las amigas continuaron su búsqueda hacia casa.

Pero pronto se dieron cuenta de que habían llegado al otro lado del río y no sabían cómo cruzarlo para llegar al otro lado donde estaba el jardín. Afortunadamente, encontraron un grupo de hormigas trabajadoras que construían un puente sobre el río. Las hormigas eran muy amables y les permitieron cruzar por encima del puente recién construido.

Finalmente, después de muchas aventuras y desafíos, Violeta y Martina lograron encontrar el camino de regreso al jardín. Allí, encontraron a sus amigos del jardín quienes las recibieron con alegría.

Violeta aprendió que siempre hay gente amable dispuesta a ayudar en momentos difíciles. También aprendió que la perseverancia y la valentía son importantes para superar los obstáculos en la vida. Desde entonces, Violeta se convirtió en una mariposa más fuerte y sabia gracias a su experiencia.

Y ella nunca olvidó a su mejor amiga, la mosca Martina quien siempre estuvo allí para ayudarla cuando lo necesitaba.

Dirección del Cuentito copiada!