El cumpleaños del león en la selva


En lo más profundo de la selva vivía León, el rey de la selva. Era un león amable y justo que cuidaba y protegía a todos los animales que vivían a su alrededor.

Un día, los animales de la selva se enteraron de que era el cumpleaños de León, y decidieron hacerle una sorpresa. -¡Hoy es el cumpleaños del rey León! -anunció el mono alegremente. -¡Deberíamos hacerle una gran torta para celebrar! -dijo la jirafa emocionada.

Todos los animales se pusieron manos a la obra y colaboraron para hacer una torta deliciosa y hermosa.

Trabajaron juntos, cada uno aportando algo especial: la jirafa alcanzaba los ingredientes en lo alto, el mono mezclaba la masa con sus ágiles manos, y el elefante la cocinaba con su gran trompa. Cuando la torta estuvo lista, todos los animales se prepararon para la celebración. León, muy emocionado, se acercó y sopló las velas. Sin embargo, en ese momento, un ruido ensordecedor interrumpió la fiesta.

-¿Qué está sucediendo? -preguntó León preocupado. De repente, apareció Rinoceronte, quien les explicó que unos intrusos estaban causando problemas en la selva. León, como siempre, pidió a los demás animales que se mantuvieran seguros y decidió enfrentar la situación.

Con valentía y astucia, León lideró a los animales para proteger la selva de los intrusos. Al final, lograron ahuyentar a los invasores y devolver la paz a la selva.

Los animales celebraron el coraje de León y, a pesar de que la torta quedó olvidada, la amistad y el compañerismo que habían demostrado los unió aún más. Todos comprendieron la importancia de trabajar en equipo y defender su hogar.

Desde ese día, todos los animales de la selva celebraron el cumpleaños de León como un símbolo de unidad y amistad.

Dirección del Cuentito copiada!