El día de aventuras de Martina y Lucas


Martina y Lucas son dos hermanos muy activos y curiosos. Todas las mañanas se levantan temprano, desayunan cereal con leche y se preparan para su día de aventuras.

-

- ¡Buenos días, Martina! ¿Estás lista para explorar el bosque hoy? -preguntó Lucas con entusiasmo. -Sí, Lucas, pero primero tenemos que alimentar a nuestro perro, Max. Él también quiere venir con nosotros -respondió Martina mientras llenaba el plato de Max con comida.

Después de asegurarse de que Max estuviera contento, los hermanos salieron a explorar el bosque. -

- ¡Mira! ¡Hay un puente colgante! -exclamó Martina emocionada. -Sí, y parece muy emocionante. Vamos a cruzarlo despacio y con cuidado -dijo Lucas, siempre atento a la seguridad.

Después de cruzar el puente, encontraron un claro en el bosque donde decidieron almorzar. Abrieron su cesta llena de sándwiches y jugo, y disfrutaron de un agradable picnic. -

- ¿Qué queremos hacer después del almuerzo? -preguntó Martina.

-Podríamos jugar a las escondidas o buscar mariposas en el prado -respondió Lucas. Después de jugar y explorar un poco más, decidieron regresar a casa justo a tiempo para la cena. -¡Hoy fue un día increíble! -dijo Martina con una gran sonrisa. -Sí, definitivamente fue emocionante.

Mañana podemos explorar la cueva que encontramos en el bosque -respondió Lucas emocionado. Al final del día, Martina y Lucas estaban cansados pero felices por todas las aventuras que habían vivido.

Dirección del Cuentito copiada!