El jardín de las criaturas mágicas

Julio Cortázar se levantó esa mañana con una extraña sensación en el aire. Al salir al jardín, se encontró con dos famas elegantes tomando el té bajo la sombra de un árbol.

- ¡Buenos días, Julio! - saludaron las famas con una sonrisa. Julio, sorprendido y emocionado, les devolvió el saludo y se sentó a su lado para compartir un rato agradable con ellas.

2670393464

Mientras charlaban sobre literatura y poesía, varios axolotl salieron de entre las flores del jardín para regarlas con sus pequeñas y delicadas manos. - ¡Qué maravilla es ver a los axolotl cuidando nuestro jardín! - exclamó Julio asombrado.

Los famas asintieron con alegría y le contaron a Julio que los axolotl eran seres mágicos que habían decidido ayudarles en su labor diaria. - Ellos son muy trabajadores y siempre están dispuestos a colaborar - explicaron las famas. Julio observaba maravillado cómo los axolotl regaban cada planta con esmero y dedicación.

De repente, uno de ellos se acercó a Julio sosteniendo una pequeña pala. - ¿Quieres ayudarnos a plantar nuevas semillas? - preguntó el amigable axolotl. Julio aceptó encantado y juntos comenzaron a sembrar hermosas flores por todo el jardín.

2670393464

Los famas seguían charlando animadamente mientras disfrutaban del aroma fresco de la naturaleza. Conforme iban plantando, las flores comenzaron a brotar rápidamente, llenando el jardín de colores brillantes y vibrantes.

Los pájaros llegaron revoloteando para cantar junto a ellos, creando una melodía armoniosa que hacía resonar en todo el lugar. Al finalizar la tarea, todos se sentaron en círculo para contemplar la belleza del jardín recién renovado.

Las famas expresaron su gratitud hacia Julio por haber colaborado tan diligentemente, mientras los axolotl saltaban de alegría alrededor de todos ellos. - Gracias por compartir este día tan especial con nosotros - dijo uno de los famas emocionada.

2670393464

Julio sonrió felizmente y les dio las gracias por permitirle ser parte de aquella experiencia única e inolvidable. Se despidieron con abrazos cálidos y promesas de volver a encontrarse pronto en aquel mágico rincón donde la amistad entre humanos, seres mágicos como los famas y criaturas especiales como los axolotl era posible.

2670393464
Dirección del Cuentito copiada!