El maravilloso viaje de Jeremías


En un pequeño pueblo, había un niño llamado Jeremías que tenía un trastorno grave de conducta. Jeremías solía comportarse de manera inapropiada en la escuela y en casa.

Sus compañeros de clase y vecinos lo evitaban, lo que lo entristecía mucho. Un día, la maestra de Jeremías implementó una actividad de economía de fichas llamada 'La linterna azul'. Cada vez que Jeremías se comportaba bien, ganaba una ficha que podía canjear por pequeños premios al final de la semana.

Al principio, Jeremías no entendía muy bien, pero poco a poco empezó a esforzarse por ganar fichas, y su actitud fue mejorando.

La maestra también le enseñó la técnica de 'Me pongo en tus zapatos', donde Jeremías tenía que imaginar cómo se sentiría otra persona en su situación. Esto lo ayudó a comprender mejor las emociones de los demás.

Además, la maestra le enseñó la técnica de mindfulness, que consistía en prestar atención al momento presente y respirar profundo cuando se sentía alterado. Jeremías encontró consuelo en esta práctica cuando se sentía abrumado. Por último, la maestra introdujo la autoevaluación, animando a Jeremías a reflexionar sobre su propio comportamiento y a identificar maneras de mejorar.

Con el tiempo, Jeremías se volvió más consciente de sus acciones y empezó a controlar su temperamento. Todos en la escuela notaron el cambio en Jeremías y, en lugar de evitarlo, comenzaron a ayudarlo y a incluirlo en sus juegos.

Jeremías se sintió finalmente amado y aceptado. A partir de entonces, se convirtió en un ejemplo para otros niños que también enfrentaban desafíos similares. Jeremías descubrió lo importante que son los sentimientos de los demás y cómo su comportamiento podía influir en ellos.

Su viaje no fue fácil, pero demostró que con esfuerzo y apoyo, todos podemos cambiar para mejor.

Dirección del Cuentito copiada!