El misterio del robot perdido


En un parque cercano al barrio de Marcos, el sol brillaba en lo alto mientras los niños corrían y jugaban. Marcos estaba muy emocionado con su nuevo robot que le habían regalado por su cumpleaños.

Lo hacía caminar, bailar e incluso hablar con una voz robótica muy divertida. "¡Mamá, mirá lo que hace mi robot! Es genial", exclamó Marcos emocionado mientras mostraba a su mamá las habilidades de su nuevo juguete.

Su mamá sonreía feliz viendo la alegría de su hijo.

Sin embargo, en un descuido, Marcos se distrajo jugando con sus amigos y cuando volvió a buscar a su robot, ¡no estaba!"¡Oh no! ¿Dónde estará mi robot?", preguntó Marcos preocupado mientras buscaba por todos lados. La mamá de Marcos intentaba calmarlo, pero él estaba realmente angustiado por la pérdida de su querido juguete.

En ese momento, apareció Horacia, una gatita detective muy astuta que vivía en el parque y era conocida por resolver misterios en la zona. "¿Qué pasa aquí? Veo a un niño triste y preocupado", dijo Horacia acercándose a Marcos y su mamá. Marcos explicó entre sollozos lo que había pasado y cómo había perdido a su robot.

Horacia se puso seria por un momento como si estuviera analizando la situación y luego dijo:"Tranquilos, dejarán todo en mis patitas peludas. ¡Vamos a encontrar ese robot perdido!"Así comenzó la búsqueda liderada por Horacia.

Recorrieron cada rincón del parque siguiendo pistas falsas y verdaderas hasta llegar al lago del parque donde encontraron algo brillando en el agua. Era el reflejo metálico del robot de Marcos que había caído accidentalmente al agua.

Marcos estaba desconsolado pensando que su robot estaría arruinado pero Horacia no se dio por vencida. Con mucha destreza y valiéndose de sus habilidades felinas logró rescatar el robot del fondo del lago.

"¡Horacia eres increíble! ¡Gracias por ayudarnos!", exclamó Marcos emocionado al ver a su querido robot sano y salvo gracias a la inteligencia y valentía de la gatita detective. Horacia solo sonrió modestamente como si fuera algo común para ella resolver casos tan importantes como este.

Desde ese día, Marcos cuidó mucho más sus juguetes y siempre recordaría con cariño aquella aventura junto a la valiente gatita detective Horacia.

Dirección del Cuentito copiada!