El primer día de escuela de Sofía


Sofía estaba emocionada y nerviosa por su primer día de escuela. Se levantó temprano, se vistió con su uniforme escolar y desayunó junto a sus padres.

Al llegar a la escuela, Sofía se aferró a la mano de su mamá, mirando con timidez a los otros niños que ya jugaban en el patio. "Tranquila, Sofi. Vas a pasar un día genial en la escuela", le dijo su mamá con una sonrisa reconfortante.

Sofía respiró hondo y trató de parecer valiente cuando su mamá se despidió y se fue. En el aula, la maestra les dio la bienvenida a todos y pronto los niños estaban hablando y riendo. Pero Sofía se sentía perdida y sola.

Durante el recreo, una niña se le acercó y le preguntó si quería jugar. Sofía asintió con una sonrisa y rápidamente se sintió más cómoda. Jugaron juntas y, de repente, el día no parecía tan aterrador.

Al regresar a casa, Sofía le contó a su mamá sobre su día emocionante en la escuela. Desde ese día, Sofía no estaba nerviosa para ir a la escuela.

Había descubierto que la escuela era un lugar divertido y emocionante, donde podía hacer nuevos amigos y aprender cosas nuevas todos los días. Con cada día que pasaba, Sofía se volvía más valiente, segura y feliz en la escuela.

Dirección del Cuentito copiada!