El valor de la evaluación del desempeño


En la ciudad de Buenos Aires, vivían Lautaro y Martina, dos amigos que siempre querían superarse en todo lo que hacían. Un día, mientras jugaban en el parque, escucharon a sus padres hablar sobre la importancia de la evaluación del desempeño en el trabajo. Curiosos, decidieron investigar más al respecto. Se dirigieron a la biblioteca, donde encontraron un libro que explicaba cómo la evaluación del desempeño es una apreciación sistemática de cómo cada persona se desempeña en su puesto y de su potencial de desarrollo futuro. Al entender esto, los dos amigos comenzaron a aplicar la idea en su vida diaria.

"Lautaro, la evaluación del desempeño es como cuando la maestra nos dice qué hicimos bien y en qué podemos mejorar", explicó Martina emocionada.

"Sí, es como una retroalimentación para mejorar", respondió Lautaro entusiasmado.

Al comprender el valor de la evaluación del desempeño, Lautaro y Martina notaron cómo les beneficiaba en su día a día. Para el gerente (en este caso sus padres), les ayudaba a entender en qué áreas podían apoyarlos mejor. Para ellos mismos, les permitía reconocer sus fortalezas y áreas de mejora. Y para toda la familia, fomentaba un ambiente de crecimiento y desarrollo.

Lautaro y Martina no solo aprendieron la importancia de la evaluación del desempeño, sino que también la aplicaron en su vida para seguir creciendo y alcanzar sus sueños.

Dirección del Cuentito copiada!