El vuelo de Buda Margarita


Había una vez en un pequeño pueblo llamado San Antonio de las Flores, una niña llamada Buda Margarita Bautista Ropa Fideos. Era una niña curiosa y aventurera que siempre estaba buscando nuevas formas de divertirse.

Un día, mientras caminaba por el campo, se encontró con un árbol muy peculiar. Tenía ramas largas y delgadas que parecían tentáculos y sus hojas eran de color púrpura brillante.

Buda Margarita se acercó al árbol para tocarlo y en ese momento escuchó una voz que salió de su interior:"Hola Buda Margarita, soy el árbol mágico. Tengo un gran secreto que contarte.

"La niña no podía creer lo que estaba escuchando pero decidió seguir escuchando al árbol:"¿Qué secreto tienes para mi?" -preguntó la pequeña. "Todas mis ramas tienen poderes especiales. Si las tocas podrás tener habilidades increíbles como volar o hablar con los animales" -respondió el árbol mágico.

Buda Margarita no podía creer lo que estaba escuchando, ¡poderes especiales! ¿Cómo podría resistirse? La niña extendió su mano hacia una rama cercana y la tocó con sus dedos. De repente sintió algo extraño en su cuerpo.

De repente comenzaron a salir alas de su espalda y comenzó a elevarse por encima del bosque. Podía sentir la brisa fresca en su rostro mientras volaba más alto y más lejos. Era libre como nunca antes había sido. Pero pronto se dio cuenta de que había un problema.

No sabía cómo volver a la tierra. Intentó mover sus alas pero no funcionaban, estaba atrapada en el aire. "¡Ayuda! ¡No puedo bajar!" -gritó Buda Margarita.

"Tranquila, solo tienes que pensar en algo que te haga feliz y tus alas te llevarán allí" -dijo el árbol mágico. La niña pensó en su casa y su familia y de repente comenzó a descender lentamente hacia la tierra. Finalmente llegó al suelo sana y salva.

Desde ese día, Buda Margarita aprendió mucho sobre sí misma. Descubrió que era capaz de hacer cosas increíbles si confiaba en sí misma y siempre recordaba las cosas importantes de su vida.

Y así vivió feliz para siempre con sus nuevos amigos del bosque, los animales con los que podía hablar gracias al poder especial del árbol mágico.

Dirección del Cuentito copiada!