Josué y el león Rey


Había una vez un niño llamado Josué que estaba acampando en un precioso bosque junto a sus padres. Josué era un niño intrépido y curioso, siempre listo para descubrir nuevas aventuras. Un día, mientras exploraba el bosque, Josué se separó de sus padres y se perdió. A medida que el sol se ocultaba lentamente, Josué comenzó a sentir miedo. En ese momento, escuchó un suave rugido a lo lejos. Intrigado, Josué siguió el sonido y se encontró con un majestuoso león. El león, que era conocido como Rey, tenía una mirada amigable y gentil.

- Hola, pequeño explorador. ¿Qué haces tú solo en el bosque? - preguntó el león con voz suave y amable.

Josué, un poco asustado, respondió: - Me perdí de mis padres. ¿Puedes ayudarme?

Rey asintió con la cabeza y dijo: - Claro que sí, te ayudaré a encontrar el camino de regreso. Pero antes, ¿quieres jugar un rato conmigo?

A partir de ese día, Josué y Rey se convirtieron en grandes amigos. Juntos, exploraron el bosque, nadaron en el río y observaron las estrellas por las noches. Josué se sentía feliz con la compañía de su nuevo amigo.

Sin embargo, llegó el momento en que Josué tuvo que regresar con sus padres. Cuando se lo dijo a Rey, el león bajó la cabeza entristecido. - No quiero que te vayas, Josué. Eres mi mejor amigo - dijo el león con voz entrecortada.

Josué abrazó a Rey y le dijo: - Tú siempre serás mi amigo, Rey. Y volveré a visitarte siempre que pueda. Prometo que no te olvidaré.

Con el corazón apretado, Josué se reunió con sus padres y regresó a casa. A pesar de estar feliz de estar con su familia, Josué extrañaba a su amigo león. Pasaron los días y Josué no pudo sacar a Rey de su mente. Un día, convenció a sus padres para regresar al bosque. Cuando llegaron, Josué corrió emocionado hacia el lugar donde había conocido a su amigo león. Para su alegría, Rey estaba allí, esperándolo.

A partir de ese día, Josué y Rey continuaron teniendo emocionantes aventuras juntos, siempre recordando que la verdadera amistad puede superar cualquier distancia.

Dirección del Cuentito copiada!