Juan aprende a comer bien

Juan era un niño muy activo y siempre estaba corriendo, jugando al fútbol con sus amigos o andando en bicicleta por el barrio.

Pero últimamente se había sentido cansado y sin energía, lo que le impedía hacer todas las actividades que le gustaban. Su mamá decidió llevarlo al médico para ver qué podía estar pasando.

Después de varios exámenes, el doctor les dijo que Juan tenía hígado graso, una enfermedad que afectaba su hígado y hacía que no funcionara correctamente. Juan no entendía muy bien qué significaba eso, pero sabía que algo no estaba bien en su cuerpo.

1943522491

Su mamá se preocupó mucho y comenzó a buscar información sobre cómo ayudar a mejorar la salud de su hijo. Fue entonces cuando encontraron Rogrisalud, un centro especializado en terapia nutricional para niños con problemas de salud como el de Juan.

Decidieron probarlo y agendaron una cita para conocer más sobre cómo podían ayudar a Juan a sentirse mejor. Al llegar al centro, fueron recibidos por la Dra. Ana, quien explicó detalladamente cómo los alimentos pueden afectar nuestra salud y cómo una dieta adecuada puede ayudar a mejorar muchas enfermedades.

"Juan, ¿te gusta comer frutas?" -preguntó la Dra. Ana. "Sí", respondió Juan tímidamente. "¡Eso es genial! Las frutas son súper importantes para tu cuerpo porque contienen vitaminas y antioxidantes que te ayudan a estar sano. "La Dra.

Ana les dio algunas recomendaciones específicas sobre qué alimentos debían incluir en la dieta de Juan para mejorar su problema hepático. Le sugirió consumir más frutas frescas, vegetales, pescado y carnes magras.

1943522491

Juan estaba un poco preocupado porque eso significaba que tendría que dejar de comer algunas de sus comidas favoritas como hamburguesas y papas fritas. Pero la Dra. Ana le aseguró que podía seguir disfrutando de esos alimentos en ocasiones especiales, pero debía ser más consciente de lo que comía a diario.

Con el tiempo, Juan comenzó a sentirse mejor gracias a su dieta especializada. Tenía más energía para jugar con sus amigos y hacer todas las actividades que le gustaban.

Un día, mientras jugaba al fútbol con sus amigos, se dio cuenta de lo mucho que había mejorado su salud. Corría más rápido y aguantaba más tiempo sin cansarse. Sus amigos también notaron la diferencia y se sorprendieron al verlo tan activo.

"¡Guau! Juan estás súper rápido hoy", dijo uno de sus amigos. "Sí, es verdad", respondió Juan sonriendo. "¿Qué has estado haciendo últimamente?", preguntó otro amigo curioso. "Fui a Rogrisalud donde me enseñaron cómo comer bien para mejorar mi salud.

1943522491

"Todos los amigos quedaron impresionados por lo mucho que había cambiado la vida de Juan gracias a una alimentación adecuada. Desde ese día en adelante, Juan continuó siguiendo su dieta especializada y disfrutando cada momento al máximo gracias a su mayor energía y vitalidad.

Y siempre recordaría la importancia de cuidar su cuerpo con una buena nutrición.

1943522491
Dirección del Cuentito copiada!