La aventura de la lonchera de Spiderman


Martina estaba emocionada porque su mamá le había comprado una lonchera nueva para llevar al colegio. Era una lonchera de Spiderman, su superhéroe favorito. Sin embargo, Martina estaba preocupada de que sus compañeros se burlaran de ella por llevar una lonchera de superhéroes. "Mamá, ¿crees que mis amigos se reirán de mí por mi lonchera de Spiderman?" -preguntó Martina con inseguridad. "No te preocupes, Martina. Cada persona tiene gustos diferentes y lo importante es que a ti te guste tu lonchera. Además, ¡Spiderman es genial!" -respondió su mamá con una sonrisa.

Al día siguiente, Martina llegó al colegio con su lonchera de Spiderman. Al principio, algunos compañeros se burlaron un poco, pero Martina no les prestó atención. Durante el recreo, Martina abrió su lonchera y descubrió que su mamá le había preparado un sandwich en forma de telaraña y unas galletas con forma de arañas. Todos los compañeros se quedaron admirados y empezaron a pedirle a Martina que les mostrara su lonchera.

Martina se sintió orgullosa de su lonchera y les explicó a sus amigos por qué le gustaba tanto Spiderman. Les contó sobre la valentía y el compañerismo que el superhéroe demostraba en sus historietas. Al final del día, Martina se dio cuenta de que su lonchera de Spiderman no era motivo de burlas, sino una oportunidad para compartir su gusto por los superhéroes y enseñarles a sus compañeros los valores de amistad y valentía que Spiderman representaba.

Desde ese día, Martina llevaba orgullosa su lonchera de Spiderman al colegio. Sus compañeros dejaron de burlarse y, en cambio, empezaron a intercambiar sus propias loncheras decoradas con sus personajes favoritos. La lonchera de Spiderman se convirtió en el símbolo de diversidad y amistad en el colegio, recordándoles a todos que cada uno es único y especial a su manera.

Dirección del Cuentito copiada!