La Estrella Fantástica

Había una vez una mamá llamada Ana que vivía en un pequeño pueblo rodeado de montañas y ríos. Ana era una madre muy dedicada a su hija Sofía, quien tenía 6 años y amaba las estrellas.

Cada noche, Ana y Sofía salían al patio para mirar el cielo nocturno lleno de estrellas brillantes. A veces, intentaban contarlas todas, pero nunca lo lograban.

1146158368

Mientras tanto, la pequeña Sofía soñaba con tener una estrella propia para cuidarla y verla siempre que quisiera. Un día, mientras caminaban por el bosque detrás de su casa, encontraron una extraña roca brillante en el suelo.

Al acercarse más, descubrieron que no era una roca sino ¡una estrella fugaz! La pequeña Sofía estaba tan emocionada que decidió pedirle un deseo. "¿Qué vas a pedir?", preguntó Ana. "Quiero tener mi propia estrella", respondió la niña con entusiasmo.

De repente, la estrella fugaz comenzó a crecer hasta convertirse en una hermosa y brillante Estrella Fantástica. La Estrella le habló a Sofía con ternura:"Hola querida niña ¿Cómo puedo ayudarte?""Quiero cuidar de ti todos los días", dijo Sofía sonriendo. "¡Por supuesto! Serás mi guardiana especial", respondió la Estrella Fantástica.

1146158368

Desde ese día en adelante, cada noche antes de dormir, Sofía se aseguraba de salir al patio para hablar con su Estrella Fantástica y contarle todo sobre su día.

Le preguntaba cómo había sido su día y si había visto a otras estrellas en el cielo. Pero un día, la Estrella Fantástica comenzó a perder brillo. Sofía estaba muy preocupada y le preguntó qué pasaba. La Estrella respondió:"Mi luz se está apagando porque alguien no me ha estado cuidando como debería".

Sofía se sintió triste al escuchar esto y decidió que tenía que hacer algo para ayudar a su amiga. Entonces, comenzó a pasar más tiempo con ella, asegurándose de limpiarla todas las noches y hablarle con amor.

1146158368

Unas semanas después, la Estrella Fantástica volvió a brillar con todo su esplendor gracias al amor y cuidado de Sofía. Desde ese momento en adelante, Sofía aprendió una valiosa lección sobre la importancia del cuidado y la responsabilidad.

Y cada vez que miraba hacia el cielo nocturno lleno de estrellas brillantes, siempre recordaba lo especial que era tener una amistad tan hermosa como la que tenía con su Estrella Fantástica.

1146158368
Dirección del Cuentito copiada!