La niña india de Arapey


Había una vez en un remoto pueblo llamado Arapey, una niña india llamada Suyai.

Suyai vivía en una pequeña choza junto a su abuela, la sabia Naira, que le enseñaba los secretos de la naturaleza y la importancia de cuidar el medio ambiente. Un día, mientras recogía frutas en el bosque, Suyai encontró un cachorro de puma herido. Sin dudarlo, lo llevó a su hogar y lo cuidó con amor.

Con el tiempo, el puma, al que llamaron Nahuel, se convirtió en su fiel compañero. Juntos, Suyai y Nahuel exploraban el bosque, descubriendo la belleza de la naturaleza y aprendiendo de los animales.

Una tarde, Naira les contó sobre una antigua leyenda que hablaba de un tesoro escondido en lo más profundo de la selva. Decididos a ayudar a su pueblo con el tesoro, Suyai y Nahuel emprendieron un emocionante viaje lleno de desafíos.

En su travesía, conocieron a personajes mágicos que les enseñaron valiosas lecciones sobre solidaridad, amistad y respeto por la naturaleza. Finalmente, llegaron al corazón de la selva, donde descubrieron el tesoro perdido: no era oro ni joyas, sino la armonía entre los seres vivos.

Con esa lección, regresaron a Arapey y compartieron su tesoro con todos, promoviendo un cambio positivo en la comunidad. Suyai se convirtió en un ejemplo a seguir, inspirando a otros a cuidar y respetar el entorno natural.

Dirección del Cuentito copiada!