La Pequeña Astronauta


Había una vez una niña llamada Coni, con bellos rizos cafés y ojos curiosos que brillaban como estrellas. Coni tenía un sueño muy especial: quería ser astronauta para explorar el universo.

Cada noche, antes de dormir, Coni miraba por la ventana y se imaginaba volando entre las estrellas. Sus padres la animaban a perseguir su sueño, y le contaban historias sobre el espacio y las maravillas que allí encontraría. Coni estaba decidida a llegar hasta las estrellas y más allá.

Dirección del Cuentito copiada!