La piedra mágica de Ana

Había una vez en un pequeño pueblo de la Patagonia, una niña llamada Ana. Ana era una niña muy curiosa y siempre estaba buscando aventuras nuevas para vivir.

Un día, mientras caminaba por el bosque cercano a su casa, tropezó con algo extraño en el suelo. - ¡Guau! ¿Qué es esto? -exclamó Ana sorprendida al ver una extraña piedra brillante que parecía tener vida propia.

1740126281

La piedra comenzó a temblar y a emitir luces multicolores que dejaron boquiabierta a la pequeña. De repente, se escuchó un sonido ensordecedor que hizo temblar todo el bosque. La tierra comenzó a moverse y las ramas de los árboles se agitaban violentamente.

- ¡Mamá! ¡Papá! -gritó Ana corriendo lo más rápido que podía hacia su casa- ¡Algo terrible está pasando en el bosque! Cuando llegó a su casa, sus padres estaban afuera tratando de averiguar qué estaba sucediendo.

En ese momento, vieron cómo del centro del bosque salía un extraño ser gigante con tentáculos y ojos rojos como brasas ardientes. -¡Es un monstruo! -gritaron todos al unísono. El monstruo avanzaba rápidamente hacia ellos y no sabían qué hacer para detenerlo.

1740126281

Fue entonces cuando Ana recordó la piedra brillante que había encontrado en el bosque momentos antes. - Mamá, papá, tengo una idea -dijo Ana decidida-. Creo que esta piedra tiene poderes mágicos y podría ayudarnos a vencer al monstruo.

Sin pensarlo dos veces, Ana tomó la piedra brillante y se acercó hacia el monstruo. Con todas sus fuerzas, lanzó la piedra hacia él y lo golpeó en un ojo. El monstruo comenzó a retroceder y a emitir un sonido extraño que parecía ser de dolor.

- ¡Lo logramos! -gritó Ana emocionada-. La piedra mágica nos salvó. Desde ese día en adelante, Ana se convirtió en una heroína del pueblo y todos le pedían consejos para resolver problemas difíciles.

1740126281

Pero lo más importante es que aprendió que siempre hay solución para los desafíos más grandes si uno cree en sí mismo y nunca deja de buscar soluciones creativas.

1740126281
Dirección del Cuentito copiada!