Las aventuras de Dai, Isa y Lua en el mundo de la robótica


En un rincón mágico de la ciudad, tres amigas, Dai, Isa y Lua, se reunían todas las tardes para explorar el maravilloso mundo de la robótica.

Armadas con sus creativas mentes y un kit de Tinkercad, se embarcaban en emocionantes aventuras para construir robots increíbles. En su primer día, decidieron crear un robot explorador para buscar tesoros escondidos en la montaña. "Vamos a necesitar un brazo mecánico para recoger los tesoros", sugirió Dai.

"Y también una cámara para que pueda ver en la oscuridad", agregó Isa. "Y no puede ser muy grande para que pueda atravesar espacios estrechos", aportó Lua.

Así, juntas diseñaron, programaron y finalmente construyeron a Explorobot, un audaz robot capaz de moverse por las rocas y descubrir los tesoros más ocultos. En su segunda aventura, las amigas se propusieron ayudar al medioambiente creando un robot recolector de basura para limpiar el parque de la ciudad.

Con mucho entusiasmo e ingenio, desarrollaron a Limpiabot, un robot con brazos extensibles y sensores de detección de basura. Una vez terminado, salieron al parque y, con la ayuda de Limpiabot, lograron dejarlo impecable.

Ante el éxito de sus creaciones, las niñas fueron invitadas a una competencia de robótica en la que debían enfrentarse a equipos de otras escuelas. Con determinación y trabajo en equipo, diseñaron a Superbot, un robot multifunción capaz de realizar diversas tareas.

La competencia fue intensa, pero con la ayuda de Superbot, lograron impresionar a todos y llevarse el primer premio. Así, Dai, Isa y Lua demostraron al mundo que con imaginación, esfuerzo y amistad, ¡cualquier desafío es posible!

Dirección del Cuentito copiada!