Los tres chanchitos y el lobo feroz


Había una vez tres chanchitos que vivían juntos en el campo. Ellos eran muy felices y se querían mucho. Un día, decidieron construir sus propias casitas para vivir.

El primer chanchito construyó su casa de paja, porque le gustaba jugar y no quería trabajar duro. El segundo chanchito construyó su casa de madera, era un poco más trabajador que el primero, pero aún así no le gustaba esforzarse demasiado.

El tercer chanchito, en cambio, construyó su casa de ladrillos, era el más trabajador de los tres y sabía que era importante hacer las cosas bien. "Hermanitos, debemos estar preparados por si aparece el lobo feroz", dijo el tercer chanchito.

Los otros dos chanchitos rieron y dijeron que el lobo feroz era solo un cuento de hadas. Pero el tercer chanchito sabía que era mejor prevenir que lamentar. Un día, el lobo feroz apareció en el campo.

Primero fue a la casa de paja y sopló con fuerza, la casa se derrumbó enseguida y el primer chanchito corrió a refugiarse en la casa de madera.

El lobo feroz fue detrás de él y sopló con más fuerza, la casa de madera se tambaleó y los dos chanchitos corrieron a refugiarse en la casa de ladrillos del tercer chanchito. El lobo feroz sopló y sopló, pero la casa de ladrillos resistió. El lobo feroz no pudo entrar y se fue frustrado.

Los tres chanchitos aprendieron la importancia de trabajar duro y planificar para el futuro. Desde ese día, vivieron felices y seguros en su casa de ladrillos.

Dirección del Cuentito copiada!