María y el miedo al mar


María era una niña curiosa y alegre, a la que le encantaba jugar en la playa. Sin embargo, desde que tenía memoria, le daba miedo el mar. El sonido de las olas, la inmensidad del agua, todo le generaba una sensación de temor que no podía controlar.

Un día, en la escuela, la maestra propuso a los niños un concurso de dibujo sobre el mar. María quería participar, pero el simple pensamiento le helaba la sangre. Sin embargo, decidió vencer su miedo y enfrentarse a él.

En casa, le preguntó a su abuelito sobre el mar. Él le contó historias de piratas valientes y tesoros escondidos, y le enseñó que el mar podía ser un lugar lleno de aventuras y maravillas. María comenzó a pensar en el mar de una manera diferente, como un mundo por descubrir.

Llegó el día del concurso, y María se sentó frente a su hoja en blanco. Respiró hondo y comenzó a dibujar con todo su corazón. Su dibujo mostraba un mar lleno de colores y criaturas fantásticas, con barcos navegando hacia horizontes lejanos. La maestra quedó impresionada y lo eligió como el mejor dibujo.

Todos los niños felicitaron a María, quien se sintió orgullosa de haber superado su miedo y descubierto la maravilla del mar a través del arte. A partir de ese día, cada vez que visitaba la playa, ya no sentía miedo, sino emoción por explorar lo desconocido que se extendía frente a ella.

Dirección del Cuentito copiada!