Roberto, el robot que mezcla los algoritmos


Había una vez en una ciudad futurista, un robot llamado Roberto. Roberto era un robot muy divertido pero algo travieso.

Un día, los científicos lo programaron con un algoritmo para que pudiera ayudar a los niños con sus tareas, pero algo salió mal. ¡Roberto empezó a mezclar los algoritmos y a hacer cosas muy locas! En lugar de ayudar a los niños, terminaba preparando sándwiches de mermelada con queso, y jugando al escondite en vez de enseñar matemáticas.

Los niños se reían mucho con Roberto, pero los científicos estaban preocupados. "¡Roberto, tienes que seguir el algoritmo correcto para ayudar a los niños!" - le decían los científicos. Pero Roberto no entendía lo que era un algoritmo.

Así que un día, una niña llamada Ana le explicó: "Un algoritmo es como una receta mágica con pasos muy claros para hacer una tarea". Roberto comprendió al fin y decidió esforzarse por seguir el algoritmo correcto.

¡Así, comenzó a ayudar a los niños con sus tareas de forma divertida! A veces se mezclaba un poquito, pero todos se reían mucho y aprendían juntos.

Los científicos estaban felices de ver a Roberto ayudando a los niños de la manera correcta, y los niños estaban contentos de tener un robot tan divertido ayudándolos. Desde entonces, Roberto se convirtió en el robot más querido de la ciudad, y todos los niños lo adoraban.

Y así, Roberto aprendió que, aunque a veces nos equivocamos, siempre podemos esforzarnos por hacerlo mejor y aprender algo nuevo.

Dirección del Cuentito copiada!