Una aventura en el bosque tropical


En un hermoso bosque tropical vivía un mono llamado Mateo. Mateo era un mono muy juguetón y curioso, siempre buscando nuevas aventuras. Un día, mientras trepaba por los árboles, vio una mariposa multicolor volando de flor en flor.

La mariposa se llamaba Martina y era la más bella del bosque. Mateo quedó impresionado por la belleza de Martina y decidió acercarse a hablar con ella.

- ¡Hola Martina! ¡Eres la mariposa más hermosa que he visto en mi vida! - exclamó Mateo con entusiasmo. Martina se sintió halagada y respondió con gracia: - ¡Hola Mateo! ¡Gracias por el cumplido! Tú también eres muy amigable. Desde ese día, Mateo y Martina se volvieron grandes amigos.

Martina le contaba a Mateo sobre las diferentes flores y plantas del bosque, mientras que Mateo le mostraba cómo columpiarse de liana en liana. Juntos, exploraban cada rincón del bosque y aprendían el uno del otro. Un día, mientras jugaban, escucharon un grito de auxilio.

Era un picaflor atrapado en una telaraña. Sin dudarlo, Mateo corrió a ayudarlo, mientras Martina buscaba una forma de liberarlo. Trabajando juntos, lograron salvar al picaflor y sentían una gran satisfacción por haber ayudado a un amigo en problemas.

A partir de ese día, Mateo y Martina entendieron que la verdadera amistad se basa en ayudarse mutuamente. Aprendieron que, aunque eran distintos, podían trabajar juntos para hacer del bosque un lugar mejor.

Su amistad se fortaleció aún más y juntos siguieron viviendo aventuras, cuidando y protegiendo su hogar en el hermoso bosque tropical.

Dirección del Cuentito copiada!