Valentina y la búsqueda del coraje


Valentina era una niña muy tímida. Le costaba mucho hacer amigos y siempre se sentía insegura al hablar en público. A menudo se escondía detrás de su larga melena castaña y evitaba participar en actividades sociales.

Un día, la maestra anunció que se realizaría un concurso de talentos en la escuela. Valentina sintió un nudo en el estómago al escuchar la noticia, pero algo en su interior le dijo que debía intentarlo. Decidió participar, a pesar de sus miedos.

"¿Qué talento tienes, Valentina?", preguntó su mejor amiga Martina. "Canto, pero me da miedo hacerlo frente a tanta gente", respondió Valentina con voz temblorosa. Con la ayuda de Martina, practicaron juntas todos los días después de clases.

Valentina se esforzaba por superar sus temores. Llegó el día del concurso y Valentina subió al escenario, con su corazón latiendo fuerte. Al principio, su voz sonaba insegura, pero poco a poco fue ganando confianza. Al finalizar su actuación, el público estalló en aplausos.

Valentina sonrió, emocionada y orgullosa de sí misma. A partir de ese día, Valentina se sintió más segura de sí misma. Comenzó a participar en más actividades y a hacer nuevos amigos.

Descubrió que, a pesar de su timidez, podía enfrentar sus miedos y brillar. Valentina entendió que el coraje no significa no tener miedo, sino enfrentarlo y superarlo.

Desde entonces, siempre animaba a otros niños tímidos a encontrar su propia voz y a no dejar que el miedo los detuviera.

Dirección del Cuentito copiada!